Custodias de nuestro Hábitat en Peligro es su nombre y consiste en un mural de gran escala, ubicado en la fachada lateral del edificio Girón, en el centro norte de Quito.

La obra es una celebración a la biodiversidad y resistencia, en homenaje a las mujeres indígenas de la Sierra y Amazonía que están defendiendo sus territorios ancestrales de la contaminación y prácticas extractivistas mineras y petroleras. ¡Está ahí como un plantón simbólico y permanente!

Implicó un proceso largo de trabajo, que inició en octubre de 2016. ¡Al fin está acabado! La artista plástica suiza Mona Carón y los ecuatorianos Raúl Ayala y David Cevallos fueron los encargados de pintar los retratos de las nueve líderes indígenas con sus vestimentas tradicionales, las plantas, el agua y los bosques que forman parte de la escena.

Las imágenes invierten la historia de la extinción y muestran lo pequeño que somos los humanos en las hojas de la naturaleza, tan en peligro como nuestro propio hábitat.

El contenido del mural se desarrolló a través de un diálogo directo con las líderes de varias nacionalidades. ¡Inclusive algunas de ellas mismas subieron a la plataforma para dar algunas pinceladas a sus rostros!

Este gran trabajo colectivo contó con el apoyo algunos aliados: Acción Ecológica, Saramanta Warmikuna de la Minka Urbana, investigadores independientes de la red Tierra es Vida y entre otros.

Además, el equipo y los materiales se adquirieron a través de campañas nacionales e internacionales de financiamiento.

Con belleza, la pintura mural reconecta la ciudad con estos territorios naturales irremplazables del planeta y se transforma en una herramienta por la defensa de la vida.

¿Ya lo viste?, ¿qué tal te parece?

Foto destacada: Yasunidos


¡COMENTA AQUÍ!

No Hay Más Artículos