La crisis en Nicaragua supera ya los 50 días de protesta contra el régimen de Daniel Ortega, a quien le reclaman la renuncia. Desde el pasado 18 de abril se han contado más de 110 víctimas fatales.

Pero hay un suceso extraño que llama la atención. Un perro, varios perros, un solo nombre: Firulais. Asiste a las manifestaciones sin pedir permiso, nadie se explica de dónde aparece, pero en fotos se lo puede ver al frente de una barricada, en un tanque de guerra o con la bandera de Nicaragua.

El fenómeno de los “Firulais” es tan icónico, que ahora su imagen, con una bandera de Nicaragua al cuello, se vende en camisetas estampadas con la palabra “Firulais”.

En el resto de países de América latina ya han habido otros “Firulais”, que no necesariamente tienen que ser de una raza específica, de hecho es el apodo con que los nicaragüenses le ponen a los perros callejeros.

Muchos creen que es la época de oro de los “Firulais”

 

Su omnipresencia en las manifestaciones lo ha llevado a ganarse el apellido “Vandálico”, palabra con que el Gobierno se refiere a los manifestantes, pero que la gente se lo agrega como muestra de cariño.

“El Firulais alegra un poco y nos hace olvidar un poquito de tristeza y dolor”, escribió un fan en redes sociales. Otros han emprendido una campaña para que la gente adopte a cada “Firulais” que encuentre en las manifestaciones.

Manifestante carga a su Firulais durante protesta

¡COMENTA AQUÍ!

No Hay Más Artículos