El meme de la artista mexicana Natalia Lafourcade y su expresión frente a la premiación de Maluma lo dijo todo, y no se trata de repudiar al cantante colombiano por no alcanzar el perfil de músicos más preparados, pero sí de reflexionar sobre la importancia de premiar/reconocer el trabajo musical de los artistas.

Animated GIF

giphy.com

Para empezar, la entrega de un Grammy no es una decisión popular. El proceso, selección y premiación está en manos de los miembros de La Academia Latina y compañías disqueras que inscriben sus productos, luego son revisados y ubicados en las categorías “apropiadas”.

Los miembros votantes de La Academia Latina, (todos trabajan en diferentes aspectos creativos y técnicos de una grabación), son quienes  determinan quiénes son los ganadores del Latin Grammy y bueno, parece que algunos votantes se olvidaron de “estoy enamorado de cuatro babys…Siempre me dan lo que quiero”.

El verdadero valor del Grammy

Un Grammy le da credibilidad al artista, ayuda a despuntar aún más su carrera o a llegar a nuevos públicos y ese prestigio sin duda se transforma en futuros dólares, basta mencionar el ejemplo de Sam Smith, quien en 2015 ganó cuatro Grammys y elevó sus ventas a más de 8 millones de discos, mientras en 2013, antes de ser nominado alcanzó a vender 50 mil.

Entonces, un Grammy no es solo un adorno pesado para decorar la sala, tiene un trasfondo más complejo y aunque nos parezca que ha perdido su “valor”, para la industria de la música es un eje vital.

Situaciones extrañas…

Cuando Maluma recibió el Grammy a Mejor álbum vocal pop contemporáneo (quizás solo por contemporáneo), muchas personas se mostraron inconformes como Natalia. Según los expertos, se debe a que relacionamos los premios directamente con la perfección, y para ser justos, no hay mucha perfección en:

“Estoy enamorado de las cuatro

Siempre las busco después de las cuatro

A las cuatro les encanta en cuatro

Y yo nunca fallo, como el 24.” WTF!

Aún si Natalia cantara reguetón, ¿lo haría algo mejor, cierto?

Por otro lado, la artista española Rosalía hizo historia al ganar dos Grammy Latinos a mejor canción urbana y mejor fusión alternativa y con un solo tema, ‘”Malamente” cuyo coro consta de:

Malamente (eso es) (así sí)
Malamente (tra, tra)
Mal, muy mal, muy mal, muy mal, muy mal (mira)
Malamente (toma que toma) (‘amonó)

Malamente (eso es) (¡’illo!)
Malamente
Mal, muy mal, muy mal, muy mal, muy mal
Malamente (¡uh!)

¿Acaso los contenidos de las canciones no cuentan en la votación? ¿Qué opinas?

 

¡COMENTA AQUÍ!

No Hay Más Artículos