El adolescente Agustín Muñoz de 18 años tomó la decisión de suicidarse el pasado 22 de diciembre en Bariloche, Argentina, tras enterarse de las falsas acusaciones de abuso sexual que circulaban en su contra. 

Annie, una de sus mejores amigas decidió castigarlo en redes sociales luego de una supuesta discusión entre ambos.

Según Clarín, ambos jóvenes eran muy buenos amigos, pero después del mal momento Annie, a través de sus cuentas de Twitter, Instagram y Facebook, compartió una falsa denuncia que rápidamente fue viralizada por los usuarios.

Agustín había asistido el 12 de diciembre a una marcha contra los abusos sexuales, pero quedó petrificado al escuchar que su nombre era coreado entre los manifestantes.

El joven volvió a su hogar corriendo y los días previos a su suicidio pasó encerrado en su habitación, apartando a todas las personas de su entorno y sumergiéndose en una profunda depresión.

Los padres de agustín grabaron un mensaje para evitar que haya más víctimas.

Silvana Castañeda, madre de Agustín contó para el diario mencionado que llamó por teléfono a Annie pidiéndole que arreglara lo que estaba pasando, tras reconocer que todo lo que había escrito era falso.

“Ojo! Amigas amigos y mujeres en general! Hoy una chica escrachó a mi hijo en Instagram por enojo y ahora no sabe cómo parar la bola… jugar con esto es terrible… es una burla hacia todas las víctimas de violación abuso y vejaciones... y a vos.. Annie, que tanto te cuidamos en casa, no entiendo cómo le pagaste a mi hijo su amistad!! Pedir perdón no alcanza”, escribió Silvana en Facebook.

“Mi hijo como tantos otros chicos era un ser muy sensible y a raíz de esto se desequilibró emocionalmente hasta llegar al punto de tomar esta decisión que nos sorprendió a todos”, dijo la madre del joven argentino.

Fuente: 1, 2.

¡COMENTA AQUÍ!

No Hay Más Artículos