Su nombre es Nate Viands, tiene apenas 8 años pero su historial de supervivencia es asombroso ya que apenas tenía 4 años cuando empezó a dar síntomas alarmantes de un problema de salud.

Te puede interesar: Banksy te recuerda la contaminación con una impactante pieza

Nate fue diagnosticado con leucemia, el peor pronóstico para un padre o madre. Su fatiga, palidez, temperatura anormalmente baja, entre otros síntomas casi acaban con su vida. Sin embargo, gracias al cuidado médico, ya ha recibido las últimas sesiones de quimioterapia, pero esa no es su primera ni más difícil carrera.

Te puede interesar: Una guayaquileña entre las 30 latinas más influyentes de Boston

Mientras seguía recuperándose, Nate no perdió el tiempo para engancharse con el deporte. Su padre ya lo había inspirado con el running y el ciclismo, así que las zapatillas de correr se convirtieron en sus aliadas. Cuando Nate cumplió cinco años ya había corrido su primera media maratón y ahora acaba de culminar sus primeros 42 kilómetros en un increíble tiempo: 3 horas 32 minutos.

Foto: Runner’s World

“Tan pronto como salió de la quimioterapia pesada, comenzamos a hacer cosas, fue como si no hubiera arrepentimientos. Vamos a decir que sí a todo ” asegura su padre, Scott Viands.

La velocidad de Nate lo llevó al puesto 55 de la general en el Maratón de Baltimore, en la que también corrió su padre llegando solo hasta el kilómetro 12, pero con la satisfacción de ver a su hijo más fuerte que nunca.

Te puede interesar: Esta peque tiene 10 años y es una artista urbana espectacular

Nate todavía no ha terminado completamente con la leucemia. Las cosas parecen muy prometedoras teniendo en cuenta que no ha recibido quimioterapia en más de un año, pero según sus padres, no estará completamente librado hasta junio de 2019, cinco años después del diagnóstico. Solo así la familia podrá dormir más tranquila.

stay strong GIF by GIPHY Studios Originals

Fuente: 1

 

¡COMENTA AQUÍ!

No Hay Más Artículos