Era noviembre de 1981, el grupo británico The Clash se encontraba grabando algunas de sus canciones en el Electric Lady Studios, un lugar creado en 1970 por el guitarrista Jimi Hendrix en Nueva York. Hendrix apenas logró usar su estudio dado que falleció el mismo año en que lo creó, pero lo dejó listo para que los muchachos de The Clash o Bob Dylan, John Lennon, The Strokes o Guns N’ Roses lo usen años más tarde.

R Joea, Joe Strummer, Mick Jone, Topper Headon en Electric Lady Estudios

La cuestión es que, cuando llegó el turno de The Clash, tenían casi listo el grandioso tema “Should I Stay or Should I go”, decimos “casi listo” porque fue en ese lugar donde el ecuatoriano Eddie García, brindó sus conocimientos como técnico de sonido, traduciendo además con la ayuda de su madre, también ecuatoriana, algunos coros que le dieron el estilo tan único a la canción.

De repente dije: “Voy a hacer los coros en español…” Necesitábamos un traductor, así que Eddie García, el técnico de sonido, llamó a su madre a Brooklyn Heights y le leyó la letra por el teléfono, y ella la tradujo. Pero Eddie y su madre son ecuatorianos, así que es español ecuatoriano lo que Joe Ely y yo cantamos en los coros. (Joe Strummer-1991)

El tema finalmente fue lanzado como sencillo e incluido en el álbum Combat Rock. “Should I Stay or Should I go” fue el único sencillo de la banda que alcanzó el número uno en las listas británicas, aunque tardó 10 años en popularizarse.

También existen algunas teorías sobre la canción, el estribillo (debería quedarme o debería irme), dio a pensar que se trataba de la expulsión de Mick Jones, el primer guitarrista y vocalista de la banda. Otros hablan de que se inspira en la vida amorosa de Jones, pero lo único seguro es que los coros en español son cantados por Joe Strummer y traducidos por dos ecuatorianos que dejaron su huella muy bien sentada en la canción.

Desde entonces “Should I Stay or Should I go” ha sido versionada un sinnúmero de veces; Ice Cube, Nirvana, Kylie Minogue y hasta Los Fabulosos Cadillacs incluyeron en su álbum “La luz del ritmo” su propia versión.

No sabemos qué será de la vida de Eddie, pero en todo caso, estamos seguros de que se siente muy orgulloso de haber participado en tremenda canción.

¿Conoces otro dato curioso de la música?

 

¡COMENTA AQUÍ!

No Hay Más Artículos