Está presente en más de 600 ciudades en todo el mundo, Guayaquil y Quito la reciben hoy con entusiasmo (por un lado), se trata de UBER, la app de servicio de taxis que revolucionó el mercado amarillo. No todo es perfecto, hay preocupación de parte del gremio de taxistas formales y autoridades de tránsito y municipales que piensan en todo, menos en los usuarios, que irónicamente somos quienes necesitamos la polémica alternativa.

¿Por qué la quieren prohibir?

Porque es fácil y de calidad, básicamente. Recordemos que lo que mejor funciona, confunde a los conformistas.

La ATM (Autoridad de Tránsito Nacional), advirtió que esta plataforma debe trabajar de acuerdo a la Ley de Tránsito y usar taxis formales. De actuar de forma irregular e ilegal, recibirán sanciones. Los taxistas formales verían afectados sus ingresos, pero una vez más, el usuario es lo de menos. 

Durante años, los pasajeros hemos exigido que el taxismo convencional mejore su servicio, la inconformidad es constante y masiva, creemos que es muy tarde para “limpiar” la imagen de años de inseguridad, pésimo trato y falta de innovación. Hoy Uber o Cabify le dieron la vuelta a la historia y no podemos no preferirlos, son lo que siempre quisimos.

La ATM también solicitó a la Super de Compañías y de Bancos que impidan el uso de tarjetas de crédito para pagar las carreras, (Uber acepta también platita en efectivo así que no problem). 😉

La previa

Cristina Villareal, la gerente de comunicación de Uber para América Latina, ya habló con un medio local y contó que la plataforma ya ha sido descargada por miles de usuarios ecuatorianos y cuenta con unos 1.000 socios conductores, listos para brindar el servicio en ambas ciudades.

Consejos:

  • Descarga la app para iOS  o Android, obtendrás $8,00 para tus primeras carreras.
  • Ingresa el código VIVAECUADOR, y recibirás 2 viajes de hasta $ 4.00 cada uno.
  • Lleva sueltos por si no registraste tarjeta de crédito, Uber también acepta efectivo.
  • Corrobora que los datos del taxi y conductor coincidan con los de la app, no faltará el pillo haciéndose pasar por uberista.
  • Siéntate adelante, al menos hasta que se normalicen un poco las cosas, así no metemos en problemas a nuestro conductor de Uber que solo quiere camellar. 
  • En caso de que les detenga un agente, no olvides el viejo truco de “es mi [email protected]”, “es mi papá/mamá”, etc.
  • Sé feliz.

 

¡COMENTA AQUÍ!

No Hay Más Artículos