Hay quienes prefieren las tarjetas al efectivo. También están los que no se atreven a viajar sin unos cuantos billetes en los bolsillos. Lo cierto es que al menos una vez en la vida hemos tenido que pensar dónde llevar el dinero que hemos ahorrado para poder disfrutar por fin de un merecido descanso. Evita robos o pérdidas así:

1. Reparte en varios bolsillos y compañeros

Es un clásico viajero y en realidad nunca falla. Así que distribuye alrededor de tu cuerpo, mochila y bolso de mano.Alguna vez seguro escuchaste la frase “tenemos que diversificar el riesgo”, pues justamente eso es lo que harás. No utilices los bolsillos más visibles o de más fácil acceso.Lleva siempre una cartera de mano al viaje. En general, mezclar y llevar billetes o monedas pequeñas (en lugar de pagar colas con 20 USD) son formas de reducir aún más el riesgo. Nunca, pero nunca, dejes todo en la mochila grande.Y si viajas acompañado, también divide, no permitas que sea uno solo el que cargue todo. Así si uno sufre, todavía contarán con plata.

2. Piensa en medias, muñequeras, cinturones, zapatos, labiales y cepillos de cabello vacíos

Puede ser una buena idea, que además te hará sentir más como espía y menos como viajero.

Por ejemplo, un cepillo de cabello podría funcionar, ¿se te acabó el labial? No lo tires y límpialo, puede ser el lugar perfecto para guardar algunos billetes bien enrolladitos. El cinturón con cremallera es muy práctico, útil y discreto. Minimiza el riesgo de que se caiga o nos lo “saquen” de los bolsillos y sin exponerlo en la mochila. Aunque, claro, si vas a tener que utilizar a cada rato el dinero no será muy bueno porque tendrás que quitarte el cinturón.

Y por su puesto las infaltables medias o suelas de los zapatos son otros de los lugares más seguros para llevar el dinero escondido, eso sí, siempre dentro de una funda, asegurándonos de que queda sujeto y no se saldrá al caminar.

Un termo con doble fondo, ¡por qué no!, un falso desodorante tampoco suena tan descabellado 😉

También no te olvides que ahora en muchas tiendas, tanto on line como físicas, venden bolsillos interiores diseñados para llevarlos pegados al cuerpo y bajo la ropa sin que se noten.

¡No los repletes y sé lo más discreto posible al levantar tu ropa para adquirir el dinero, otra opción sería hacerlo en un baño o algo! No querrás revelar donde está todo.

3. Caja fuerte de hotel o armario con candado propio de hostel

Permanece tan aburrido como sea posible mientras estás explorando. Siempre es mejor dejar la mayor parte de pertenencias y objetos, para no dar la impresión de que potencialmente serías un objetivo lucrativo.

Tienes otro tip, cuéntanos…

¡COMENTA AQUÍ!

No Hay Más Artículos