Y ahora, ¿quién será vicepresidente? se preguntan algunos, después de que Jorge G., el vicepresidente de Ecuador fuera llevado bajo prisión preventiva a la cárcel n° 4 al norte de Quito.

El fiscal Carlos Baca solicitó prisión preventiva para el segundo mandatario por encontrarse nuevos elementos de convicción en la investigación que se lleva a cabo por el caso de sobornos de Odebrecht, en la cual se lo acusa por asociación ilícita. El juez Miguel Fabara fue quien acogió el pedido del fiscal.

Pero que Jorge G. esté en cana, no implica que pierda inmediatamente su cargo. Se habló en un inicio de que, la prisión provocaría un caso de “ausencia temporal”, lo que permitiría al presidente Lenín Moreno escoger entre sus ministros a un vicepresidente encargado.

Foto: Referencia 🙂

La otra opción y la menos probable es que Jorge G. renuncie voluntariamente, porque tampoco puede ser removido “así nomás”, dado que él fue electo por la ciudadanía en un proceso electoral. Si no renuncia, existe la alternativa de que se le abra un juicio político; para ello deberá intervenir la Asamblea Nacional y autorizar con la votación de las dos terceras partes de sus asambleístas, el enjuiciamiento penal al Vice, pero ese es un embrollo muy complejo.

Y bueno, dado que la prisión preventiva no es causal para que Jorge G. pierda su “empleo”, el vicepresidente ha decidido hacer uso de sus vacaciones, lo cual puede llegar a ser bastante irónico. Si después de culminar sus “vacaciones”, sigue ausente por más de tres meses, ya no habrá plan B, se consideraría abandono del cargo y chaolín.

También existe la posibilidad de que haya una sentencia firme, en caso de comprobarse el delito; entonces el actual vicepresidente (recordemos que lo sigue siendo) sí perderá sus derechos políticos.

En todo caso, esperamos que Alvarito esté leyendo este artículo dado que él siempre está buscando un nicho en la política y por este lado es imposible. XD

¿Qué opinas?

Foto destacada: Agencia Andes + alminuto.info

 

¡COMENTA AQUÍ!

No Hay Más Artículos