La Isla de la Quemada Grande o Queimada Grande en portugués, está ubicada en la costa de São Paulo en Brasil. 

Mide 430 mil metros cuadrados y también es conocida como la Isla de las Cobras, pues en su interior reina la Bothrops insularis, una de las serpientes más venenosas del mundo. Algunos documentales e investigaciones encontraron que por cada metro cuadrado hay entre 1 y 5 serpientes, por lo que la Marina de Brasil tiene prohibido el ingreso de civiles a la isla, mientras que los científicos e investigadores pueden entrar solo con un permiso especial.

Foto: Bothrops insularis /lareserva.com

National Geographic, publicó un documental en el 2015 con imágenes en las que hasta las aves son presa fácil.

El lugar está rodeado de mitos, uno más loco que otro, como que los últimos habitantes del enclave, donde funcionaba un faro, murieron asesinados por las víboras. Otros creen que ahí se esconden tesoros incas. wtf!

Foto: Isla da Queimada Grande

Lo cierto es que, actualmente funciona ahí un faro automático porque estos animales son mortíferos y a pesar de que el gobierno ha implementado planes de control o intentado plantar plátanos para producir estas tierras, ninguna gestión ha sido exitosa.

Actualmente se considera a la Isla da Queimada Grande, uno de los más importantes serpentarios a nivel mundial, declarada en 1985 un área de interés ecológico que, a pesar de ser mortal, recibe cada año a cazadores ilegales que luego venden un espécimen hasta en 30 euros. 

¡COMENTA AQUÍ!

No Hay Más Artículos