La noticia sobre le crecimiento y posterior variación del valor de los bitcoin (moneda virtual) en la bolsa de valores ha generado conmoción y preocupación al mismo tiempo y es normal, pocos entienden lo que está pasando.

Aún hay muchos incrédulos: “La evolución del precio es excepcional y no tiene equivalente. Esta dinámica es claramente una burbuja, simplemente no sabemos cuándo ni cómo estallará, asegura Neil Wilson, analista financiero.

Y es que estos estúpidos, pero sensuales bitcoins a inicios de este año costaban al rededor de $1000 y hace tan solo una semana su precio se fijó en $16 mil, $17 mil y hasta $18 mil en al menos una de las bolsas, más alto que el valor de la marca Coca Cola. Otras criptomonedas han tenido picos similares, a pesar de que se comercian por mucho menos que el bitcoin.

¿Para qué sirve un bitcoin?

Para quienes están inmersos en la era digital, los bitcoins son necesarios y atractivos. Los usan más como un activo, con la esperanza de cosechar grandes ganancias en el futuro.

Plataformas bursátiles como Chicago Board Options Exchange (Cboe) y Chicago Mercantile Exchange (CME) recibieron el visto bueno de la CFTC, (un aparato regulador estadounidense), para darle un futuro al mercado de la criptomoneda y es lo que actualmente ha elevado el interés de los inversionistas.

Por otro lado, el banco de negocios Goldman Sachs ha decidido abiertamente brindar un soporte al bitcoin, pretendiendo actuar como intermediario entre compradores y vendedores de productos con monedas virtuales. :O

¿Popularidad y crecimiento sin freno?

En 2014, el empresario Warren Buffett llamó al bitcoin un “espejismo” y advirtió a los inversores a “mantenerse alejados”. Sin embargo, la criptomoneda ha subido más de 10 veces desde la advertencia de Buffett.

“Un frenesí de inversión” es como muchos han calificado a este proceso; aseguran también que el valor de los bitcoins se puede seguir duplicando durante las próximas semanas, pero asumir que seguirá aumentando podría ser un error fatal.

François Villeroy de Galhau, gobernador del banco central francés, dijo que los que invierten en bitcoins lo hacen “a su cuenta y riesgo”. Y es que nada es tan fácil como parece; la criptomoneda podría verse afectada por distintos factores como regulaciones estatales, una liquidez escasa o un hackeo silencioso como ya le sucedió a la plataforma NiceHash que sufrió el robo de cerca de $60 millones en bitcoins.

 

 

 

 

¡COMENTA AQUÍ!

No Hay Más Artículos