A través de un polémico tuit, Netflix se burló de algunos usuarios y despertó preocupación sobre la privacidad.

En noviembre la empresa apostó por  una película romántica, “Un príncipe de Navidad”, como  estreno de la época festiva. Pasó sin pena ni gloria desde su estreno, hasta hace poco que en redes sociales se desató el escándalo.
Desde su cuenta oficial dijo en un mensaje que 53 personas habían visto la película a diario durante 18 días y les preguntó que quién les había hecho daño. El tuit se volvió viral.

Aunque a muchos les pareció divertido el comentario, otros se indignaron y con razón, ya que al parecer Netflix está recopilando y almacenando los datos de sus usuarios y para variar con la intención de burlarse de ellos públicamente.

¡Alarmante! No es la primera vez que la compañía utiliza los datos, cuando decidió comenzar a producir su propio contenido, recogió información de sus suscriptores para identificar lo más popular.El cargamontón de cuestionamientos llevó a la empresa a defenderse diciendo que los datos sobre las reproducciones de las películas se obtienen de tendencias generales y no de usuarios específicos identificados. ¡No importa! Sigue siendo dudoso.

Así que ¿gustos culposos? Pilas, Netflix podría ridiculizarte.

Fuente: BBC

¡COMENTA AQUÍ!

No Hay Más Artículos