Arte… quizás empezó con las pinturas rupestres, y desde entonces, el género humano no lo ha abandonado. Hay sitios específicos para exponerlos, pero hay algunas obras que ocupan otros espacios, con o sin autorización, lo que nos hace preguntar, ¿cuándo el Arte se convierte en vandalismo?, ¿falta arte interesante o gente interesada en el arte?

Naked Gun GIF - Find & Share on GIPHY

El vandalismo, propiamente dicho, siempre conlleva destrucción, lo cual difiere del Arte, el cual siempre busca crear. (A menos que la creación implique destruir algo, física y no simbólicamente, no puede ser tratada como vandalismo). A continuación daremos un vistazo a algunas obras que fluctúan en esta delgada línea.

Muro de chicles

En Seattle, Washington, hay un callejón donde la gente suele colocar chicles en las paredes. Es una insólita -por decir lo menos- tradición que comenzó en 1993, cuando los asistentes a los teatros pegaban sus chicles en la pared, mientras esperaban para entrar.

Foto de Mr Brodeur

El muro ha llegado a tener hasta 10 cm de grosor, con cientos y cientos de chicles superpuestos. Aunque que los ha retirado en varias ocasiones, la gente no tarda en volver a colocarlos.

El puente de los amantes

En ‘El puente de las Artes’, en París, Francia, a finales de 2008, los turistas comenzaron una curiosa tradición, la de poner un candado en la reja y arrojar la llave sobre el río, como el último gesto romántico. En junio de 2014, finalmente el peso del amor derrumbó una de las rejas.

En 2015 se retiraron los candados, para evitar más accidentes y el colapso del puente. En 2017 estos fueron subastados para juntar fondos para los refugiados. Todo ese ‘amor’ reunió 250 000 euros.

‘Los canales de Spingfield’

En la ficción también hay ejemplos de lo que podría calificarse como Arte extremo. ¿Recuerdas cuando Homero hizo su genial ‘Los canales de Springfield’?

Grafitis de tiza

Por supuesto, no se puede hablar de arte y vandalismo sin mencionar al grafiti, pero la controversia que genera merece una nota aparte. Este es Keith Haring, un pintor que en los 80s buscaba espacios libres de publicidad en las estaciones de metro para dibujar sobre ellos.

Milagroso altar blasfemo

Esta obra de arte no cumplía precisamente con la parte destructiva del vandalismo. Es más, hasta tenía todos los permisos. Lo que no contaba era con las diversas reacciones que recibió por parte de los grupos religiosos, cuya queja y repudio logró reubicarlo.

Foto de JrMora

Sí, por las figuras y las situaciones explícitas que representa, son varios los calificativos para definir este mural. No obstante, cabe recordar que el Arte también es una forma de grito, de denuncia, un recurso para cuando el diálogo no funciona.

Artist Crying GIF - Find & Share on GIPHY

Y tú, ¿dónde ubicas a los ‘grafos’?, ¿arte o vandalismo?

Fuentes: 1, 2.

¡COMENTA AQUÍ!

No Hay Más Artículos