Todos hablan del invierno en Guayaquil y es que no es una época fácil; llueve casi todo el tiempo y cuando parece que la lluvia va a parar…vuelve a llover y así, hasta que el verano llegue a espantar a los mosquitos, los únicos que se benefician de esta historia.

Otros personajes populares de la época son los grillos. A veces forman alfombras tenebrosas por donde la gente tiene que caminar a sus trabajos, (por suerte los niños están de vacaciones), pero nadie se salva de este peculiar y cargoso insecto que aparece cuando menos te lo esperas, en un baño, entre la ropa, en los zapatos, ventanas, puertas, jardines, piletas...

Junto con los grillos y mosquitos, llega también la epidemia de la conjuntivitis, sumamente contagiosa. También conocida como la “patada china”, esta es una irritación o inflamación de la conjuntiva que cubre la parte blanca del ojo, como si te hubieses fumado un gigantesco porr0.

Jorge Rodríguez, un oftalmólogo del hospital Luis Vernaza, dijo para diario El Universo que el virus llegó a Ecuador hace unos 15 años, “fue ahí cuando los ecuatorianos la bautizaron como patada china”.

Más de mil pacientes han sido atendidos en los hospitales hasta el momento, los expertos recomiendan evitar los lugares donde se aglomera la gente.

Nosotros solo podemos recomendar estar al tanto de los chistes y memes de las redes sociales. Al final del día, es la única forma de hacer llevadero este infierno, perdón…invierno.

Aquí algunos ejemplos de que en Guayaquil sobran tantos grillos como sentido del humor:

¡COMENTA AQUÍ!

No Hay Más Artículos