Hace 20 años, los ginecólogos no podían realizar una ligadura a una mujer sin el consentimiento de su pareja. Tampoco la practicaban si ella no tenía hijos o al menos 28 años. Hoy, la tendencia ha cambiado.

Las mujeres jóvenes piden  la cirugía sin importar su edad, número de hijos o estado civil.

La ligadura es un método aticonceptivo que consiste en el bloqueo o corte de las trompas de Falopio que conectan los ovarios con el útero y son el camino de los espermatozoides para fecundar.

Giphy

La cirugía poscesárea es común. Además, están las que se hacen luego de un parto normal y la laparoscópica, que es la menos invasiva y que tiene entre sus ventajas la reducción del tiempo de la cirugía a aproximadamente 30 minutos, la recuperación, los costos y la cicatrización de la herida.

En el país hay 129 hospitales públicos adscritos al Ministerio de Salud, en donde se oferta esta práctica anticonceptiva.

18.792 cirugías a chicas de 20 a 29 años se realizaron en el país del 2013 al 2017. El pico más alto fue 4.962 ligaduras y se registró el año anterior. Esta cirugía sí puede revertirse, pero su efectividad no es alta.

Giphy

La vasectomía, por su parte, es el bloqueo de los conductos deferentes, que transportan el esperma. Esta intervención es menos compleja que la ligadura, inclusive puede realizarse con anestesia local, y  los costos son menores. También es reversible.

El precio de una vasectomía es de 231,88 USD. Mientras que una ligadura alcanza los 794,83 USD. Sin embargo, una de las principales razones detrás de la renuencia de los hombres al procedimiento es el miedo a la impotencia, que está comprobado no ocurre.

Giphy

Esta realidad no se conecta con lo que pasa en el mundo. En los países desarrollados, la brecha entre ligaduras y vasectomías es cada vez menor, del 3% según un informe de Naciones Unidas.

Tomar las riendas de la propia salud reproductiva es responsabilidad de hombres y mujeres. ¡Más ligaduras que vasectomías, así de estancada está la anticoncepción en Ecuador!

Fuente: 1

¡COMENTA AQUÍ!

No Hay Más Artículos