El plástico constituye un grave problema que azota de forma continua la salud de los océanos, incluso en los lugares más remotos del planeta, como las Islas Galápagos. El Programa de la ONU para el Medio Ambiente hizo un llamado desde esta parte de Ecuador para combatir y reducir el uso de plásticos desechables.

Se calcula que entre el 60% y 90% de la basura marina está formada por plástico, se vierten anualmente en los mares del mundo hasta 13 millones de toneladas de este material, y la mitad de ellas corresponden a productos como bolsas y sorbetes, que pueden permanecer en el medio ambiente hasta 500 años.

Ecuador es parte de la campaña Mares Limpios, que está impulsando compromisos audaces de gobiernos, empresas y ciudadanos para reducir drásticamente la contaminación. Brasil, Colombia, Costa Rica, Granada, Panamá, Perú, República Dominicana, Santa Lucía y Uruguay también apoyan la campaña. ¡Se declaró 2018 como un año de guerra contra el plástico!

Las autoridades del Parque Nacional Galápagos expresaron su determinación de intensificar su programa de limpieza costera y mejorar las medidas de bioseguridad para proteger a la fauna local.

Giphy

En el año 2014, el Consejo de Gobierno del Régimen Especial de Galápagos prohibió el comercio, distribución, expendio y entrega de bolsas plásticas desechables, y desde el año 2004 se ejecuta un programa intensivo de limpieza de costas, ante la abrumadora cantidad de desechos que llegan desde otros confines del planeta.

¡Todos a luchar por un planeta limpio. Galápagos alberga más de 2.000 especies que solo viven en este lugar y cuya supervivencia depende en mayor medida del mar!

Fuente: 1

¡COMENTA AQUÍ!

No Hay Más Artículos