“Es la primera vez que se califica en flagrancia a un delito ambiental. Queremos que los jueces apliquen el máximo rigor de la ley a estos 2 ciudadanos” dijo el ministro de Ambiente de Ecuador, Tarsicio Granizo.

El 8 de abril del 2018 dentro de la Reserva Ecológica Antisana, los guardaparques del MAE, encontraron los cuerpos de un venado adulto y otro juvenil, en un operativo realizado en la reserva.

Las balas atravesaron el cuerpo de ambos animales, destrozado todos los tejidos a su paso. Su fallecimiento se atribuye a un shock y una hemorragia aguda.

Los venados de cola blanca son parte de la fauna silvestre y están en la Lista Roja de Especies Amenazadas de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN).

Venados en su estado natural en las faldas del volcán Antisana / Foto: @andrescoellob

Los presuntos responsables recibieron medidas cautelares y en 10 días será la audiencia de juzgamiento. Tarsicio Granizo también explicó que los acusados habrían ingresado al área protegida a través de la falsificación de sus identidades.

Los animales permanecerán en el Instituto de Medicina de la Conservación Tueri de la USFQ hasta que el juez dicte lo contrario.

Este triste suceso se suma a anteriores casos de caza furtiva de venados cola blanca, por lo que se hace necesario tomar una profunda consciencia; ya sea dentro de las áreas protegidas o fuera de ellas, los animales merecen vivir tranquilos y no morir por el placer y codicia de los seres humanos.

¿Falta de educación o falta de leyes más estrictas? ¡Comenta!

Fuente: 1

deer GIF

 

¡COMENTA AQUÍ!

No Hay Más Artículos