DESAPARECIDOS EN ECUADOR: EL DRAMA DE QUIENES TODAVÍA ESPERAN QUE RETORNEN A CASA

El 15 de diciembre del 2017 una niña de 9 años desapareció en Loja. Tras 4 días sin tener ninguna noticia de la menor, su cuerpo fue encontrado en una quebrada. Emilia, había sido víctima de abuso sexual.

A partir de ese momento, el gobierno ecuatoriano decidió crear la ALERTA EMILIA, un plan que a nivel internacional se llama realmente ALERTA AMBER para proceder en casos de desaparición de menores. Lamentablemente para que el programa funcione se necesita una comunicación casi perfecta entre aeropuertos, terminales terrestres, retenes policiales, hospitales, escuelas y lo más importante: organización barrial para que puedan proporcionar datos sobre cualquier movimiento extraño de adultos con menores.

Ese pequeño detalle se les pasó por alto a las autoridades ecuatorianas. Nunca capacitaron a nadie, nunca instalaron equipos de comunicación entre las instituciones que deberían estar involucradas. Lejos de eso, los secuestradores de Emilia fueron puestos en una misma celda. Allí, apareció el detenido clave, “ahorcado”. Niños y jóvenes siguen desapareciendo y la ALERTA EMILIA no ha servido hasta el momento.

¿Cuántas personas se encuentran oficialmente desaparecidas en Ecuador?

Foto: Asfadec

Aunque usted no lo crea, la cifra es un misterio. Y esto, sencillamente porque en pleno siglo XXI todavía no tenemos un registro unificado dado que diversos organismos estatales nos brindan una información diferente.

El gobierno ecuatoriano organizó un foro sobre el tema denominado “Juntos hasta encontrarlos” en el año 2017. En ese evento, la Ministra de Justicia, Lucy Blacio admitió que “no se cuenta con estadísticas detalladas sobre los casos reportados de desapariciones”. Lo sorprendente es que, en ese mismo Congreso, el Ministro del Interior prácticamente dejó sin piso a su par de Justicia al afirmar que luego de una revisión “casi quirúrgica” ya tenían datos certeros.

Lo que olvidó el Ministro del Interior es que, el reporte general de la Fiscalía sostiene que no se han observado 10.504 casos de personas desaparecidas, mientras que la Dinased señala que “solo” son 4.056 desaparecidas entre 2014 y 2017.

Los datos más fidedignos los manejan sin duda, los más interesados en el tema, quienes sufren el drama diario de no poder saber dónde están sus seres queridos, quienes decidieron unirse y formar la Asociación de Familiares de Personas Desaparecidas (Asfadec).

Marcha por los desaparecidos en Ecuador, año 2018. Foto: @JBardellini

Solo hasta diciembre de 2017, Asfadec sostenía que hay cerca de 4.402 casos de desaparecidos que están en investigación. Quizás, el estado no sea capaz de determinar cuál es el real número de familias que esperan respuestas, como si de pronto, sus seres queridos se diluyeron por efecto de un extraño conjuro y por dispersión de protocolos burocráticos para analizar el fenómeno.

¿Desaparecidos o extraviados?

El Consejo de la Judicatura, por ejemplo, hace una distinción un tanto incomprensible entre persona desaparecida, perdida y extraviada que en la práctica todas son realmente personas desaparecidas.

Lo preocupante realmente es que, como sea que se denomine al análisis, el mayor número de personas desaparecidas son mujeres. Según la Fiscalía General del Estado, se trata del 67%. Y son mujeres jóvenes, por lo que podría presumirse que detrás de esto existiría una problemática de tintes delictivos. Frente a eso, no existe ninguna investigación seria en curso.

Foto: Policía Nacional

En este marco, la Defensoría Pública del Ecuador admitió que, en uno de los casos emblemáticos de desapariciones en el país, como el de David Romo, ciertamente existieron graves deficiencias en la investigación lo que, pese a que el informe no es vinculante, implica un reconocimiento del estado ecuatoriano de un caso de desaparición forzada de persona.

Esperamos respuestas del estado. Lanzar promesas o proporcionar datos dispersos es burlarse del dolor de miles de familias que lo único que piden es un mínimo de seriedad para mantener la esperanza de encontrar a sus seres queridos o al menos tener la certeza de que ya no volverán.

Por: Andrea P. Escobar

Foto destacada: El Universo 

 

¡COMENTA AQUÍ!

No Hay Más Artículos