Un nuevo estudio fue realizado a 125 ciclistas amateur entre 55 y 79 años a quienes se los comparó con personas sanas de 20 hasta 80 años de edad que no hacen ejercicio de forma regular.

Los resultados son bastantes obvios, pero lo que deslumbra esta vez es que el ciclismo verdaderamente frena el envejecimiento y rejuvenece el sistema inmunológico. 

El estudio fue publicado por la revista científica Aging Cell. En el artículo se detalla que las personas que hacen ciclismo ocasional o regularmente preservan su masa muscular y fuerza a pesar de tener una avanzada edad. Sus niveles de grasa corporal y colesterol resultaron normales y en los hombres, el nivel de testosterona permanecía alto.

Las células T

Robert Marchand es un abuelo récord del ciclismo, tiene 106 años y aún practica este deporte aunque en menor escala.

Existe un órgano llamado timo, encargado de producir células T. A partir de los 20 años de edad, el órgano empieza a achicarse, sin embargo, gracias a este estudio, se pudo saber que los timos de los ciclistas mayores generaban la misma cantidad de células T que los jóvenes. 

Ante una sociedad cada vez más sedentaria, cabe preguntarse si es momento de organizarnos mejor y dedicarle unos 30 minutos diarios a la bici que seguramente se está empolvando en el patio de tu casa.

Otros estudios también han señalado que hacer bici reduce en 40% el riesgo de muerte por cualquier enfermedad, incluido el cáncer y enfermedades del corazón. Sin contar que también reduce el estrés y la depresión.

Bien decía Hipócrates en el año 400 A.C: “El ejercicio es la mejor medicina para el hombre”.

pedal as fast as i can GIF by Furryhead

Fuente: Aging Cell

Foto destacada: Robert Marchand / AFP

 

 

 

¡COMENTA AQUÍ!

No Hay Más Artículos