No es un fenómeno actual, viene suscitándose desde hace 50 años. Cada vez menos jóvenes están interesados en ser sacerdotes de la Iglesia Católica en Ecuador.

Esta crisis, según Fabricio Nogales, un joven que está en proceso de alcanzar el sacerdocio, se debe a que las personas llenan las universidades pero “no hay vocación para ayudar o servir a los demás” y esto no se siente solo a nivel eclesial sino a nivel social.

Te puede interesar: Auroville: La ciudad sin dinero, religión ni gobierno

El joven de 26 años asegura que ser sacerdote le llena de alegría. El 29 de junio de 2018 fue ordenado como Diácono y este 29 de junio 2019 recibirá la ordenación presbiterial, el proceso dura cerca de 10 años (quizás otra razón por la que los jóvenes no se animen a tomar este camino).

Un factor influyente: Según la Fiscalía ecuatoriana, hasta el momento hay 23 casos de abuso y acoso que involucran a sacerdotes a nivel nacional.

Te puede interesar: Teólogas crearon una “Biblia de las Mujeres”

Actualmente existe una preocupación muy grande, en el Seminario Mayor San José de Quito, Seminario de Ambato, Seminario de Latacunga y en el Seminario de Ibarra la cifra es cada vez menor. 

Esto le ha planteado nuevos retos a la Iglesia que busca trabajar en coordinación para poder ayudar en la formación a los futuros curas.

Te puede interesar: ¿Las personas religiosas son más morales?

La pedofilia y pederastia, tampoco dejan de preocupar y la relación de ésta con la iglesia es cada vez más frecuente, sin embargo, los sacerdotes consideran que no es una tarea de la jerarquía de la iglesia, sino de todos, buscar que en la sociedad, la familia, la escuela hayan menos factores de riesgo.

kid church GIF

giphy.com

Fuente: 1.

Te puede interesar: Fieles se alejaron de las iglesias, Arquidiocesis de Guayaquil tiene un plan B

¡COMENTA AQUÍ!

No Hay Más Artículos