Ya sabemos que Internet lo ha cambiado todo, pero algunos sectores económicos tradicionales empiezan a protestar por el mayor uso de aplicaciones como Airbnb que, en este caso, estaría perjudicando a los empresarios hoteleros y turísticos de la ciudad de Cuenca, Ecuador.

Esta plataforma que nació en 2008 como Air bed and breakfast (cama de aire y desayuno) hoy en día se ha convertido en uno de los principales sitios de reserva de apartamentos, casas y alquileres vacacionales.

Esta situación se parece mucho a la pugna que lleva el taxismo formal contra Uber o Cabify, pero en esta esfera, la tensión es moderada.

El presidente de la Cámara de Turismo del Azuay, Patricio Miller, ha asegurado que irse en contra de una tendencia mundial de ofrecer sitios de descanso sería imposible, pero sí se pretende que los lugares ofertados en internet cumplan con los requisitos legales y administrativos.

En México, el Secretario de Turismo declaró a inicios de marzo que Airbnb está lista para regularizarse y pagar impuestos en todo el país.

Por ello, se creó una ordenanza municipal en Cuenca -aprobada el año pasado- que, a pesar de que aún no entra en vigencia, tiene como fin regular el hospedaje calificado como ‘informal’ promocionado en plataformas digitales.

La Ordenanza prohíbe en su art. 23 “el ejercicio de prestación de bienes y servicios turísticos en el cantón Cuenca sin contar con la respectiva licencia anual de funcionamiento”. En caso contrario, este tipo de hospedaje será sancionado de conformidad a lo establecido en la legislación vigente de la materia.

La concejala Carolina Martínez, presidenta de la Comisión de Desarrollo Económico y Turístico, indicó que otra de las motivaciones es la “cantidad de denuncias” sobre viviendas que no tienen la seguridad adecuada y hasta que se las utilizaba como moteles.

Evadir el pago de impuestos y patentes “no permite el desarrollo del sector formal”, dijo.
¿Será que algún momento se detienen a pensar en los usuarios?
the grand budapest hotel trailer GIF
Fuente: 1.

¡COMENTA AQUÍ!

No Hay Más Artículos