Hoy se llevará a cabo la Hora del Planeta, una iniciativa impulsada por el grupo ecologista WWF que busca el apagón energético durante una hora del día. De esta forma, de 20.30 a 21.30 (en cada huso horario) las ciudades quedarán oscurecidas, dejando edificios importantes y monumentos sin iluminar.

La campaña que arrancó en Sidney en 2007 y con el tiempo se ha extendido el resto del planeta, sumándose hasta 188 países este 2019, incluido Ecuador. Estas naciones apagarán sus luces durante una hora.

¿Cuál es el real impacto?

Al parecer, más que una reducción significativa de consumo de energía, la finalidad de esta iniciativa es simbólica y educacional; el Fondo Mundial para la Naturaleza lo reconoce y aclara que lo verdaderamente importante es concienciar a la ciudadanía sobre los riesgos del cambio climático.

Para tratar de aumentar el impacto de la iniciativa, este año se han lanzado otros retos que acompañen a esta hora sin luz. Uno de ellos llama a la sociedad a “pasar un día sin utilizar plásticos”, también se ha impulsado una campaña para reducir el consumo de carne. “En la producción de 1kg de carne de cerdo se emite 4,8kg de CO2”, advierte la organización ecologista.

Con la intención agrandar las bases de esta jornada de concienciación ecologista, se pide, que además del descenso de consumo energético, se prescinda del transporte privado y de la quema de combustibles fósiles. 

Aunque desde WWF reconocen que se trata de un acto vinculado al marketing ecologista, la realidad es que la denominada Hora del Planeta tiene una leve repercusión en el consumo energético, tal y como muestra el estudio publicado por la revista Energy Research & Social Science. Este estudio de 2014 demuestra, en un análisis de diez países, una reducción promedio del 4% del consumo de electricidad durante la hora propuesta para el apagón.

“Estos eventos demuestran la importancia del comportamiento a corto plazo sobre la demanda de energía y las posibles aplicaciones a las políticas energéticas”, concluye el informe.

Pero, ¿te imaginas si celebráramos la Hora del Planeta todos los días? Otra sería la historia.
Fuente: 1.

¡COMENTA AQUÍ!

No Hay Más Artículos