Hace cinco años, en la capital, un estudio realizado por Grijalva-Rosero revelaba que entre 2013 y 2014 había un perro por cada 49 personas.

En 2018, un estudio de la Universidad San Francisco de Quito (USFQ), determinó que en la capital existe el promedio de un perro callejero por cada 22 habitantes. Es decir, en aproximadamente 5 años, la cifra se duplicó y eso solo demuestra que en tenencia responsable de mascotas tenemos un enorme cero.

Fotografía de archivo

Actualmente, el sector de Turubamba registra la cifra más alta, mientras que en Guayaquil, en zonas como El Cisne y la Juan Montalvo los perros callejeros están más presentes. Los expertos apuntan a la realización intensiva de campañas de esterilización, así como la concientización de la comunidad sobre la vida animal, sus derechos y lo perjudicial de su venta.

Por otro lado, una investigación de la Universidad Agraria del Ecuador reveló que en Guayaquil hay un can por cada 94 habitantes, una verdadera emergencia que debe ser atendida por las nuevas autoridades locales.

¿Cuáles son las consecuencias?

Fotografía de archivo

El abandono de estos animales en la calle, es un problema que acarrea insalubridad, ataques por mordeduras, atropellos y abusos.

Te sorprenderá saber que en nuestro país, se han registrado casos de violación a perros, además de otras formas de maltrato animal como machetazos, quemaduras, fracturas o abandono de cachorros en basureros.

Ante esta realidad, para Ecuador es urgente contar con hospitales veterinarios públicos, esterilización masiva, educación sobre tenencia responsable y endurecimiento de penas para quienes abandonen o maltraten a sus mascotas.

Según la Secretaría de Salud de Quito, de los más de 600 mil animales domésticos, entre perros y gatos que hay en Quito, solo 100 mil tienen dueño y reciben una adecuada atención, otros 100 mil están en completo estado de abandono y 400 mil tienen dueño, pero pasan todo el día en la calle.

La situación en Guayaquil no es muy distinta, por lo que algunos voluntarios decidieron instalar dispensadores de comida para perros y gatos que deambulan en las calles, haciendo un pacto con cada dueño de casa para el cuidado diario y limpieza semanal de los insumos, así se evita que la comida sea envenenada.

Foto: El Universo

¿Tienes ideas sobre cómo frenar el abandono de perros en Ecuador? Deja tu comentario.

Fuente: 1, 2.

¡COMENTA AQUÍ!

No Hay Más Artículos