Pocas horas después de que los bomberos declararan controlado el incendio que destruyó mayoritariamente el emblemático Notre Dame, el histórico templo gótico de la capital francesa, los planes para su recuperación y el dinero necesario para aquello se han puesto en discusión.

La reconstrucción de la catedral será larga y costosa, llegando a necesitar más de 3 años de restauración, cientos de artesanos especializados y maderas poco comunes. No obstante, el presidente de Francia, Emmanuel Macron, se pronunció al respecto y prometió que llevará adelante la reparación de la catedral.

Las fuentes económicas no parecen ser un problema; el grupo de moda Kering, fundado por el francés Francois Pinault, ofreció 100 millones de euros (más de 112 millones de dólares). La oferta fue seguida por la de Bernard Arnault, del grupo Moët Hennessy – Louis Vuitton (LVMH), quienes donarán 200 millones de euros (226 millones de dólares); la alcaldesa de París, Anne Hidalgo, dijo que la ciudad también financiaría la reconstrucción con 50 millones de euros (56 millones de dólares).

Pero, ¿es una buena idea restaurar la catedral, aún cuando el incendio aparentemente se debió a arreglos por el paso del tiempo?

Para empezar, el exminsitro de cultura francés Jack Lang, descartó que se necesitaran décadas: “Desde ayer estoy oyendo que tomará una década, es absurdo”, dijo para AFP. El exfuncionario pidió un plan de tres años para reconstruir la techumbre y la aguja, que se derrumbó estrepitosamente con el fuego. “Hay que fijar un plazo corto, como hicimos otras veces en otras obras excepcionales”.

notre dame fire GIF

giphy.com

En una vieja entrevista al arquitecto español Enric Miralles, publicada en La Vanguardia poco después de que el Teatro del Liceu se incendiara, el barcelonés criticó la decisión apresurada de reconstruir la ópera de su ciudad y señalaba que se requería tiempo para reflexionar sobre el destino de aquellas ruinas.

Miralles sugería que había la posibilidad de que se incorporen las ruinas del teatro al aspecto de Barcelona. Obviamente, esta propuesta fue asimilada como algo radical, aunque la historia ya tiene ejemplos parecidos: Hiroshima guardó los escombros de su bombardeo igual que Berlín dejó quebrado el campanario de la iglesia del Kaiser Wilhelm como un testigo de sus heridas de 1945, o cuando los talibanes destruyeron los budas de piedra de Afganistán y, más tarde, fueron derrotados, el hueco de las esculturas quedó vacante para siempre.

En este caso, el Gobierno francés está decidido a reparar la catedral y los partidarios de dejar el sitio en ruinas son minoría.

“Hay que reconstruir inmediatamente”, explica Patxi Mangado, catedrático de Proyectos en la Universidad de Navarra: “la reconstrucción en sí tendrá un significado valioso. Notre-Dame es un símbolo de Europa y de todo lo que representa la ciudad europea. París creció en torno a Notre-Dame. En este momento en el que percibimos la decadencia de Europa, reconstruir significa manifestar que los europeos seguimos creyendo en lo que somos“.

¿Estás de acuerdo en que se debe reconstruir Notre-Dame?

the hunchback of notre dame disney GIF

Fuente: 1, 2, 3.

 

 

¡COMENTA AQUÍ!

No Hay Más Artículos