Si es que existen diferencias entre el nacionalismo, el separatismo y la supremacía blanca, a Facebook ya no le interesa más discernir, pero sí hacerle frente a las críticas por los ataques como el que se suscitó en dos mezquitas en Nueva Zelanda y puso a la red social bajo la mira por la difusión de contenidos extremistas en sus plataformas.

Es así que, desde ahora, Facebook ha decidido contra viento y marea, bloquear todo aquello que “elogie, apoye y represente al nacionalismo y al separatismo blancos” tanto en Facebook e Instagram.

“Es evidente que esos conceptos están fuertemente vinculados a grupos de odio organizados, y no tienen lugar en nuestros servicios“, dice el comunicado denominado Standing against hate (Enfrentando al odio).

¿Cómo controlarán la información?

Fotografía de archivo

Los usuarios que busquen en Facebook expresiones y términos relacionados con esa categoría, serán redirigidos a la página de Life After Hate (Vida después del odio), una organización sin fines de lucro que combate el extremismo de ultraderecha.

La red también se comprometió a identificar y bloquear contenido de grupos terroristas, cada vez con mayor precisión.

¿Atentando contra la libertad de expresión?

Hasta hace unos días, Facebook permitía algunos contenidos de nacionalistas blancos porque no los consideraba racistas. Por esta razón, algunos usuarios señalan a la reciente política como una amenaza a la libertad de expresión.

Facebook había visto al nacionalismo blanco como un punto de vista aceptable, similar al nacionalismo estadounidense o al separatismo vasco. Pero las nuevas medidas se alinean a la lucha contra una retórica de odio basada en la raza, el origen étnico o la religión de las personas.

African American Vintage GIF

giphy.com

Finalmente y después de tres meses de consultas con expertos académicos en extremismo racista, Facebook llegó a la conclusión de que el nacionalismo blanco “no se puede separar de manera significativa de la supremacía blanca y los grupos de odio organizados”.

Sobre si se trata de una limitación a la libertad de expresión, basta recordar las palabras de la primera ministra de Nueva Zelanda, Jacinda Ardern, cuando aseguró que las redes sociales son “el editor, no solo el cartero”, en referencia a su responsabilidad potencial por el material que se comparte en ellas.

Muchos usuarios aún comparten la duda sobre si esta acción funcionará correctamente, pero, como señala la misma carta de Facebook: “Por desgracia, siempre habrá gente que trate de aprovecharse de nuestros sistemas para propagar el odio”.

clap clapping GIF by ClapForCrap

Fuente: 1, 2, 3.

 

 

 

¡COMENTA AQUÍ!

No Hay Más Artículos