El ingeniero catalán de 25 años llamado Pablo Gallego creó ChewIt, un dispositivo con apariencia de caramelo que se introduce en la boca para dar órdenes a una máquina sin usar las manos ni la voz.

Es posible programar que el vehículo arranque al morder el “caramelo” y que pare con un segundo mordisco o que gire a derecha e izquierda cuando ChewIt se coloca a cada uno de esos mismos lados de la boca.

“Lo que quiero es provocar un impacto positivo en la sociedad, que mi esfuerzo se traduzca en un beneficio para la vida de otras personas”, afirma Pablo, quien lleva dos años trabajando para pulir este proyecto.

Gallego expuso su creación en la última edición de CHI, la conferencia internacional sobre nuevos interfaces para la relación hombre-máquina. Te la dejamos a continuación:

Fuente: 1.

 

¡COMENTA AQUÍ!

No Hay Más Artículos